Ki do

En la cultura china tradicional el (literalmente «aire, aliento, disposición de ánimo», pronunciado “chi”) es un principio activo que forma parte de todo ser vivo y que se podría traducir como “flujo vital de energía”.

Según la medicina tradicional china, el es una energía que fluye continuamente por la Naturaleza, y la interrupción de su libre flujo en el cuerpo es la base de los trastornos físicos y psicológicos.

Existen diversas disciplinas que consideran que el ser humano puede controlar y utilizar esta energía, a través de diversas técnicas, acrecentándola, acumulándola y distribuyéndola por todo el cuerpo o usarla en forma concentrada. Es el caso del Taekwonkimoodo.

También existen sistemas dirigidos a la sanación y otros efectos liberando el libre flujo del por el cuerpo humano. Éste es el caso de medicinas alternativas como el magnetismo curativo, reiki, la acupuntura la digitopuntura y de algunas disciplinas como el qìgōng y el Hwalyokdo (método usado desde tiempos inmemoriales en Oriente por generaciones de los más grandes maestros de artes marciales).

Moodo

Moodo se aplica a las acciones del taekwondo con la incorporación del uso de armas orientales. Ya hemos dicho que el Taekwondo es un deporte y no és un deporte. Como deporte sigue los principios del entrenamiento deportivo, así, de forma sistemática i científica ayuda al practicante a conseguir una forma física equilibrada.

En el Taekwondo, los aspectos físicos (fuerza, velocidad, resistencia, equilibrio, flexibilidad), las cualidades neuromotoras (coordinación, equilibrio, percepción, agilidad,…), así como los principios psicológicos i tecnicos son muy importantes. Pero el Taekwondo no es un deporte, es un arte marcial,… Además del uso de manos y pies, cuando incorpora el uso de armas: espada (gom), palo (bon), nunchaku,… recibe el nombre de taekwonmoodo.

El manejo del palo largo (bon), de la espada (gom) y del nunchaku, permite la realización de técnicas muy variadas y de movimientos que van desde la sencillez aparente y la practicidad, a otros que requieren mucha dedicación y práctica para ser controlados con precisión.

Destacan los movimientos circulares y los frontales. La potencia del golpe desempeña un papel preponderante y su control un ejercicio de disciplina que exige muchas horas de dedicación y una comprensión más exacta de qué son las artes marciales en su aspecto no deportivo.