Las acciones de este pumse se representan con el ideograma (T), que significa “cielo”. Por su infinita extensión y misterio, los orientales han venrado el cielo como príncipe del universo y de los seres humanos, al abarcar, por su gran capacidad, todo lo creado, siendo a la vez su inicio. Esta ilimitada capacidad explica la creación, el cambio y el perfeccionamiento que empieza con el hombre por su capacidad de temor ante la contemplación de tan inexplicable maravilla. Por ello, las acciones del pumse representan fundamentalmente la piedad vital.

 

Son 26 movimientos comprendidos en 35 acciones.

Este pumse incorpora posiciones fundamentales: NALGUE PIOGUI, BAM CHUMOK SOSUM CHIGUI, KUMGANG YOP JIRUGUI i TAESAN MILGUI

 

Espalda (E)
Derecha (D.1) Izquierda (I.1)
Frente (F)