El Nunchaku se utiliza, en general, agarrado del centro de uno de los bastones y girando el otro o sujetando ambos bastones y golpeando o bloqueando de esta forma con ambas manos o una de ellas, pero es mucho más versátil que eso.

De todas formas, en esta secuencia de movimientos fundamentales nos limitamos al cambio elemental y el ataque frontal.

Tiempo habrá de movimientos más elaborados. No debemos olvidar que se trata de un arma que suele “castigar” a los practicantes impacientes o poco diligentes propinándoles golpes que se podrían evitar con una actitud receptiva y mucha paciencia.